Buscar este blog

Un mensaje antes de leer: ¿Te gustó?, ¿No?, ¡OPINA!

Tienes libertad de pensamiento, ¡aprovéchala!, usa tu cerebro y redacta un comentario.

jueves, 6 de octubre de 2011

Científicos logran reconstruir imágenes cerebrales y podrían grabar los sueños

Sería realmente genial poder tener un registro de nuestros sueños, sobre todo en casos de gente como yo, que al despertar jamás recuerdo las cosas que soñé la noche anterior. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley se están acercando a la posibilidad de reproducir videos con simulaciones de las imágenes que crea nuestro cerebro.
Este avanzado sistema de imaginería mediante resonancia magnética asociado a modelos computacionales extremadamente complejos, logra recrear cómo ve el cerebro las escenas de películas y televisión. Por el momento el proceso sólo es capaz de reconstruir los equivalentes neurales de las cosas que la gente ya vio, pero los científicos apuntan sus dardos hacia la posibilidad de reconstruir las imágenes que vemos en los sueños y que tenemos en nuestros recuerdos.
La técnica se desarrolló mediante muestras de fotografías en blanco y negro a los participantes y luego se comparó las imágenes con los escaneos y consiguieron una manera de reconocer la imagen de acuerdo a la manera en que reaccionaba el cerebro. Con ello se realizó un complejo modelo computacional capaz de decodificar el movimiento y los colores, tal como en el video que se aprecia al final.
  De paso, esta tecnología podría ser una alternativa de comunicación para quienes están físicamente impedidos de hacerlo mediante palabras o señas (como personas que hayan sufrido infartos cerebrales, enfermedades neuronales, accidentes con daño cerebral, e incluso gente en coma).
“La actividad cerebral registrada mientras los sujetos veían el primer set de videos fue almacenada en un programa que aprendió, segundo a segundo, a asociar los patrones visuales en la película con la actividad cerebral correspondiente”, explican los científicos de Berkeley. “La actividad cerebral evocada por el segundo conjunto de videos se utilizó para probar el algoritmo de reconstrucción de películas. Esto se hizo abasteciendo el programa computacional con 18 millones de segundos de videos de YouTube al azar para que pudiera predecir la actividad cerebral que cada video probablemente evocaría en cada sujeto”, añadió la gente detrás del estudio, consiguiendo el resultado expuesto.
Le creo a la gente que asegura que todo el mundo sueña distintas cosas cada noche. Por eso, me encantaría tener la habilidad de saber qué demonios suelo soñar. Pero más revolucionario sería el hecho de poder comunicarse con alguien en coma.

Y ustedes, ¿qué creen?

miércoles, 5 de octubre de 2011

Ver la foto de tu amor reduce el dolor hasta en un 44%

Según un estudio revela que ver la fotografía de la persona que más amas puede reducir el dolor hasta en un 44%, tal como lo hace el paracetamol.

Los científicos han descubierto que mirar la fotografía de un ser amado embota la actividad en las áreas de procesamiento del dolor en el cerebro. Y lo hace en el mismo grado que el paracetamol o los narcóticos como la cocaína.
Según la teoría de Arthur Aron, profesor de psicología en la Universidad de New York, las áreas del cerebro activadas por el amor intenso son las mismas áreas sobre las que actúan los fármacos para reducir el dolor.

¿En qué consistió el estudio?
Pues bien, el estudio consistió en que 15 estudiantes (ocho mujeres y siete hombre) trajeran unas fotos de sus parejas, y las fotos de un conocido no tan querido, pero igualmente atractivo. Los investigadores pasaron las fotos ante los sujetos, mientras calentaban un estimulador térmico controlado por ordenador en la palma de su mano, para causar un dolor leve.
En ese momento, con una máquina de resonancia magnética sus cerebros fueron escaneados. Así pues, la mirada de un ser amado redujo el dolor ente un 36 y un 44 por ciento.
Uno de los lugares claves para la analgesia inducida por el amor es el núcleo accumbens, un grupo de neuronas del encéfalo que actúan como centro de recompensa clave en la adicción a los opiáceos, la cocaína y otras drogas peligrosas de uso y abuso. Es la región que le dice al cerebro que realmente necesita tomar otra dosis para sentirse bien.
¿Que beneficio reporta tal descubrimiento?
Esta similitud de actuación confirma la teoría de que es posible aliviar el dolor sin acudir a los narcótico o a los medicamentos, borrando de un plumazo los efectos secundarios de estos fármacos y adicciones. Y todo gracias al amor, cuya “química” es igual de poderosa que la de la droga más dura.
Por supuesto, los científicos no están recomendando a los pacientes con dolor crónico que tiren sus analgésicos por la ventana y salgan a la calle en busca de una bonita historia de amor apasionado, sino que una mejor comprensión de estas vías neurales de la recompensa provocada por el amor puede llevar a nuevos métodos para producir un alivio sintomático del dolor.
Fuente: Blog Futuretech (lainformacion.com

Sigueme por Email

Sitios que frecuento